¿Te gustaría mandar a la orca a todas tus dietas?

En mi ebook de desintoxicación nutri-emocional en un momento cuento que leí en algún lado lo siguiente :

“ Lo definitivo no es lo que pasa;

es lo que nosotros hacemos con lo que nos pasa”

Te voy hablar de esto,  pero antes te cuento que lo leí en el prologo que hizo Gustavo Zerbino (uno de los 16 sobrevivientes  del accidente aéreo de 1972 en los Andes)  para el libro de Guillermo Echevarria “Hacer que las cosas pasen”.

Esta frase me hizo reflexionar sobre las dietas y mis pacientes. En principio me puse a analizar las dietas (en otros artículos o videos voy a ir contando cuestiones mas técnicas de las dietas) , y coincidirán conmigo en que hay casi tantas dietas como personas hay en el mundo . Realmente hay muchísimo material, pero paradójicamente, 6 de cada 10 Argentinos tienen sobrepeso, 7 de cada 10 norteamericanos tienen sobrepeso. Y entonces………..???? empecé a cuestionar mi trabajo y a mí en mi rol profesional ¿Qué pasa acá?

Te confieso que la palabra dieta no me parece muy amigable,  y de solo nombrarla parece que a la gente le cambia la cara. A los nutricionistas nos gusta llamar a la dieta  “Plan de alimentación” es decir una guía que te ayuda a ingerir la cantidad y calidad de alimentos que tienen la función de mantenerte con vida y recuperar lo que se pierde a diario. Pero atento!!! los planes no se hacen  para seguirlos a raja tabla y de una manera rígida. Los planes se hacen para conseguir algo. Prestemos atención si no nos abrazamos mucho al plan y perdemos de vista el objetivo. Esto me inspiró  preguntarme y preguntarte:

¿Qué significa para vos ponerte a dieta?

¿Qué sentido le das a la dieta?

¿Qué lugar ocupa la dieta dentro de lo que te planteaste como objetivos?

¿Dónde estás poniendo tu foco, tu atención? ¿en la dieta o en tu objetivo?

Si tu mirada y tu atención están solo en lo que te dijeron que podes comer o no comer ¿dónde queda tu objetivo? Si tu atención está en lo que comes ¿Qué lugar ocupan el resto de tus cosas?

Quiero proponerte sacar del banquillo de acusados a la “dieta” pobrecita! darle una nueva oportunidad y observarte mas profundamente a vos mismo en relación a la dieta . Poné atención. Cuales son tus pensamientos respecto de la dieta. ¿Que nuevos acuerdos harías con ella? ¿Qué esperás de la dieta?

Respondiendo algunas de éstas preguntas tal vez puedas “resucitar” algunas dietas que tengas por algún cajón de tu casa ¿Qué te parece?

Luego tal vez quieras comentarme que surge de esto.

Hasta pronto. Cariños.

Carina

Compartí en tus redes favoritas...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top