Hoy temprano, luego de la batalla campal que significa salir de mi casa con mis cuatro niños vestidos y fundamentalmente peinados, para la escuela. Me siento en el auto con una cara , ni sé de qué , por suerte el espejo siempre está para arriba 🙂  , y escucho en la radio lo siguiente:

“LO IMPORTANTE DE LA MAÑANA ES DAR EL PRIMER PASO, DESPUÉS DEJÁ QUE EL DÍA TE SORPRENDA”

Muchas cosas  se me vinieron a la cabeza, pero fundamentalmente una pregunta me quedó dando vueltas en la cabeza ¿qué necesito para que el día me sorprenda? ¿cómo necesito SER para dejarme llevar y que el día me sorprenda?

Pasó la mañana y no pude responderme la pregunta. Luego de un medio día terrible lleno de mal humor y de intolerancia por algunas cuestiones de niños (sigo en la lucha como Morihei) , estando un poco mas relajada tuve mi respuesta. Tal vez para vos sea otra,  pero te cuento la mía y tal vez te dé pistas para encontrar la tuya .

Lo que necesito para que el día me sorprenda es mas “FLEXIBILIDAD” . Y pensé también en tu alimentación y la capacidad de “ser flexible”.

Pensé también en esta virtud y su contracara , la autoexigencia, el perfeccionismo y cómo éstas dos (no sé como llamarlas) formas de pensar,  me limitan y a veces me hacen sentir realmente mal .

Me pregunté entonces  cómo podría ir trabajando este punto de mi “estar siendo” y disminuír el número de veces que los imprevistos del día  me atrapan en un callejón sin salida, donde reina mi  malhumor y luego la culpa de mi malhumor 🙂

Pienso en la palabra “flexible” y se me viene a la cabeza mi niña que hace gimnasia artística y su capacidad de doblarse sin romperse, y después recuperar su estado natural.

Lo que observo es que una persona flexible es aquella que se adapta mejor a los cambios y es abierta, curiosa, busca alternativas, se está desafiando continuamente a sí mismo y fundamentalmente NO BUSCA TENER RAZÓN. Aferrarse a paradigmas o modelos de por vida, sin cuestionarlos o volverlos a revisar, hace mas difícil la adaptación a un mundo que está constantemente cambiando.

Se me ocurrió la siguiente definición de flexibilidad: la capacidad de adaptarse con facilidad a las circunstancias externas, eligiendo con naturalidad y libertad lo que deseas en cada momento, sin culpas y estructuras. Siendo sincera con vos misma/o.

Ejercitarte en “ser” mas flexible puede ayudarte a introducir una alimentación mas saludable, un estilo de vida mas saludable y lo que es mejor, DIS-FRU-TAR-LO, disminuyendo el pensamiento “todo o nada” . Cómo no pude controlarme en esta fiesta, ya está…… tiro la toalla. La flexibilidad es lo que hace que pienses “que linda es la vida, cuantas cosas ricas” y a la siguiente comida te valores y cuides tu cuerpo eligiendo preparaciones que te permitan desintoxicarte. La flexibilidad es lo que te sostiene en el camino de los logros.

Te cuento qué puntos me ayudan a ser mas flexible:

-Escuchar atentamente a mis niños y a las personas con las que interactúo

-Expresarme tranquilamente, esto es “Sin buscar que me den la razón”

-Poner atención en comprender a los demás

-Incorporar nuevos marcos teóricos de mi disciplina

-Leer libros nuevos de diferentes filosofías, autores diversos (soy super fun de Harry Potter)

Por último, ayer mi colega (Silvia Garciarena) en una charla tiró una pregunta que me encantó…

¿Vos que queres? ¿Tener Razón o tener paz? Esta sencilla pregunta te puede ayudar a centrarte en lo que buscas, e ir buscando coherencia entre tu pensar, decir y actuar,

Contame que te parece y haceme saber de que otros temas te interesa conocer un poco mas.

Cariños

Carina

P/D: no te olvides que podes pedirme para entrar en mi grupo cerrado de facebook donde podemos conocernos mejor y podes contarme cuales son tu necesidades concretas. Te espero en https://www.facebook.com/groups/944595972318369/

Compartí en tus redes favoritas...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email