¿Estás en modo víctima?

“Este es un mundo de acción, no de quejas y lamentos”.  Charles Dickens

¿De qué se trata esto? Te voy a ir tirando algunas pistas para que puedas reconocer si, por las dudas, estás en “modo víctima” . Así puedes apretar “modo acción” y emprender el camino para lograr lo que te falta para sentirte plena/o y autorrealizada/o.
El “estado de victima”, no solo es ínutil y una perdida de tiempo sino, que también, nos impide avanzar hacia nuestros  objetivos, ya que ponemos el foco en justificarnos, pero en concreto, “no hago nada” para salir de ese estado.

¿Cómo reconozco mi “modo víctima”?

Puedo reconocerla cuando en una conversación nos encontramos quejándonos de la situación y explicando los motivos por los que no logramos lo que deseamos.
“Oh! Por Dios esto es un desastre, los precios de la comida, el clima está terrible, no tengo tiempo, la nutricionista se zarpó……..” y podría seguir…….Siempre hay un motivo externo para no encaminarnos hacia lo que deseamos.

¿Cómo podemos detectar las “alertas” que indican que estamos funcionando en modo “víctima”?

La primera alerta de que estamos en modo víctima es dándote cuenta que estás echando la culpa a las circunstancias de tu poca efectividad.
¿Las circunstancias son las que deben cambiar para que yo sea efectiva/o?
El “modo victima” sugiere que la posibilidad de cambio está fuera de nosotros. Pregunta ¿Tengo control sobre las circunstancias?
Otra alerta es el drama. Generalmente los pensamientos suelen estar vinculados al pasado y los proyectamos al futuro en imágenes que suelen ser alejadas de la realidad, y exageradamente negativas. Esto nos hace daño porque nos agobia, y lo peor, es que nos hace ineficientes.
Leí una vez, lo siguiente:

“Tu mente es la mayor guionista de novelas y culebrones de la historia. Se
inventa relatos increíbles generalmente basados en dramas y desastres de
situaciones que jamás han ocurrido y probablemente nunca ocurrirán”
– Mark Twain –

El agobio no es como el estrés que nos pone en alerta para salvarnos de una situación de peligro. Permanecer en el agobio es ineficaz ya que es una manera de escapar y por ende, de no resolver lo que me preocupa.
La montaña de trabajo sigue estando ahí, mi laboratorio y mi riesgo de enfermar siguen estando ahí, el cuerpo o la imagen que no me gusta sigue estando ahí. No desaparecen por el solo hecho de que me queje. La “queja“ es un desgaste de energía que podría estar usándola para resolver lo que deseo de otra manera.

¿Cómo superamos?
Lo primero es hacerlo consciente, esto significa “darme cuenta” de que me estoy escapando de determinada situación o estoy cargando la responsabilidad de lo que me pasa a las circunstancias o a otros.
Quiero aclararte que esto es una cuestión de entrenamiento. Estos son “hábitos adquiridos”, es decir se pueden modificar.
Una vez que está consciente, que me “dí cuenta” ya no puedo ser indiferente, es una cuestión de “decisión”. Yo decido que hacer o no hacer nada, pero “yo elijo”, y por lo tanto me hago cargo de los resultados que obtengo.

Si estás buscando la manera de mejorar tu autoconocimiento para tomar decisiones que se alineen con tus objetivos de salud , de autorrealización, y no sabes cómo, o si ya tenés algunas pistas, pero no estás obteniendo los resultados que esperás, te invito a agendar una sesión gratuita para espiar de que se trata el coaching. Podés mandarme un mensaje en mi pagina web www.carinaklem.com .

Además te invito a formar parte de mi grupo cerrado de facebook: https://www.facebook.com/groups/944595972318369/?ref=bookmarks . Ahí encontrarás muchos tips que te darán pistas para ir “creando tu bienestar” , también estoy preparando un mini-curso gratis para vos y podrás encontrarte conmigo y preguntarme lo que quieras. Te espero!
Cariños
Carina

Compartí en tus redes favoritas...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top