¿Cómo cuidás tu cuerpo?

A diario me quedo pensando, rebobinando las charlas que tengo con mis pacientes , de los cuales aprendo mucho, cada uno me deja algo de aprendizaje y de reflexión.

Estos días recibí a un paciente que me relataba,  con cierta sensación de impotencia, que en las reuniones de amigos o sociales está “mal visto” o etiquetado de “débil” (no fue esa la palabra que usó 🙂 ) aquel que decide cuidar su salud, su imagen , su bienestar .

Esto me dejó reflexionando  y observando un poco mas, todo el contexto. Me dí cuenta que nuestra cultura inclusive llega a sugerir, de diferentes maneras, que cuidar el cuerpo es para débiles. Es mas notorio en los hombres esta manera de percibir el cuidado del cuerpo.

Elsa Punset, una autora a la que sigo de cerca, muy recomendable, en “el libro de las pequeñas revoluciones”,  plantea una perspectiva diferente que me gustó mucho para comprender mejor cómo cuidamos nuestro cuerpo.

Ella plantea  la siguiente pregunta ¿cómo te ha cuidado tu cuerpo a lo largo de éstos años?

“Pensá en cómo te llevó de un lado a otro, en cómo te dió placer, en como te mantuvo con vida….y así tantas cosas que sin él no hubieras podido hacerlas, cuantos sueños te permitió cumplir …..”

¿Sos muy crítico/a con tu cuerpo?¿ Te avergonzás de él? ¿Te gustaría tener otro cuerpo?

Si tu cuerpo fuese un buen amigo ¿cómo lo tratarías? ¿Qué harías diferente?

Todas estas preguntas  me dieron la idea de ir contándote, cada semana en cada artículo de mi blog, algún aspecto de la nutrición que te permita comprender mejor las funciones que tiene la nutrición,  ya que ella es la que mantiene nuestro cuerpo físico ó material,  en las condiciones que te permiten disfrutar de tu vida.

Después también me quedé pensando en lo que te contaba al principio, eso de que el cuidado del cuerpo es para “débiles”, y en realidad es alrevés.

Justamente DECIDIR hacer cosas diferentes (comer diferente) ,  para “ser diferentes“ (ser mas sanos y mas seguros de nosotros mismos) requiere de mucho mas esfuerzo, voluntad y autocontrol, y esto sí que no es para “débiles”.

Así que  te propongo iniciar una nueva relación con tu cuerpo, respondiendo estas preguntas y haciendo , cada día , algo diferente para cuidarlo mejor.

Cariños y gracias por estar ahí

PD: si sabés de alguien que le pasa lo mismo y tenga ganas de renovarse, compartile este artículo para que le ayude a tomar decisiones sobre el cuidado de su salud.

 

Compartí en tus redes favoritas...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top